Terrenos de alta plusvalía e inversiones millonarias

Terrenos de alta plusvalía e inversiones millonarias: los intereses en juego detrás de la crisis en el Instituto Nacional.

El “faro de luz de la nación” pasa por una de sus peores crisis. La administración del alcalde Felipe Alessandri ha marcado un nuevo ciclo, en donde ha surgido la amenaza de cierre o privatización del establecimiento. En medio de esta discusión, aparece una arista desconocida que tiene que ver con el alto valor económico que tendrían los diversos terrenos asociados al Instituto Nacional, como uno en Vitacura, avaluado en más de $13 mil millones, una parcela en El Tabo y un Centro de Extensión, administrado por una corporación externa a la institución, cuya inversión para la remodelación costó más de $5.100 millones al Gore de Santiago.

La crisis en el Instituto Nacional se ha mantenido constante durante los últimos dos años. La acción de Carabineros contra los estudiantes y la manifestación de encapuchados se han ido intensificando bajo la administración del alcalde Felipe Alessandri (UDI) y las políticas como “Aula Segura”, impulsada por la ministra de Educación, Marcela Cubillos.

Durante el último año, el Instituto Nacional ha estado en un sinfín de portadas de medios de comunicación. Fue uno de los íconos del proyecto con que la ministra Cubillos dio el puntapié inicial a su administración del Mineduc y, en más de alguna crisis, la dupla Alessandri-Cubillos ha sacado del paso al Gobierno con medidas especiales para los estudiantes, como la revisión de mochilas y la petición de carné o pase escolar, por parte de Carabineros, para ingresar al establecimiento.

En medio de esta constante pugna, la idea de cerrar el denominado “faro de luz de la nación”, ha surgido en reiteradas ocasiones. Hasta el alcalde Alessandri lo deslizó en medio de un seminario, en julio de este año: «Con la misma tranquilidad con la que estoy hablando, lo voy a cerrar y se acabaron 206 años de historia», declaró el jefe comunal capitalino en Temuco.

Otra idea que ha surgido desde la misma derecha ha sido la de privatizar el emblemático establecimiento, la que ha sido levantada por el senador de Evópoli, Felipe Kast. “Nadie quiere más al Instituto Nacional que quienes pasaron por sus aulas (…). Salvémoslo antes que ya no haya vuelta atrás. Cambiemos su modelo de gestión y pongámoslo en manos de una corporación de exalumnos”, tuiteó el senador.

Estas ideas han levantado las alarmas al interior de la comunidad institutana, desde donde advierten que detrás de estas soluciones “hay más intereses económicos que educacionales”, debido al gasto que significa mantener al Instituto Nacional y a que este cuenta con una serie de inmuebles asociados. Entre ellos, una casa donada por un exprofesor, un estadio en Vitacura, el Centro de Extensión del IN y la Biblioteca, construidos dentro del terreno ubicado en Arturo Prat #33. Además, un terreno de 1.200 m2 en la comuna de El Tabo, que es administrado por el Centro de Ex Alumnos del Instituto Nacional (CEAIN).

El CEAIN ha sido uno de los principales actores en la disputa mediática por la crisis en el Instituto Nacional, se ha ofrecido de mediador y ha pedido el fin de la violencia. Además, ha defendido a rajatabla la selección por mérito como fórmula para ingresar al instituto. Fue fundado en 1945 con el fin de mantener “el espíritu institutano” y actualmente es presidido por Aníbal González, aunque en su página web y en el “Registro Central de Colaboradores del Estado y Municipalidades”, figura como representante legal Mario Benavides Millán, presidente hasta enero de 2019.

En conversación con El Mostrador, el abogado Jaime Jansana, director del CEAIN, subraya que la caída del Instituto Nacional comenzó con el cambio de administración desde el Estado al municipio, durante la dictadura, lo que se habría visto acrecentado con la eliminación de la selección para el acceso a la educación pública. Jansana señala que en este colegio se debe seleccionar y discriminar a los estudiantes en cuanto a su rendimiento, porque “el Instituto Nacional discrimina, porque los mejores deben estar con los mejores”.

El abogado agregó que el IN debe dejar de estar a cargo del alcalde Felipe Alessandri. “Queremos cualquier administración que no sea el municipio de Santiago. Este señor (Felipe Alessandri) está negociando para su reelección, no para mejorar la educación. Y terminó legitimando la violencia”, consignó Jansana. Consultado respecto a la idea del senador Felipe Kast, de que sea una corporación de exalumnos la que administre el establecimiento, el director del CEAIN reconoció que fue una idea entregada por ellos al senador.

El Centro de Ex Alumnos del Instituto Nacional tiene una composición variopinta, lo integran personalidades como el expresidente del Banco Central, Mario Marcel o el excontralor Ramiro Mendoza, entre otros. Exautoridades del instituto aseguran que su composición es “liberal, masónica y republicanista», con hombres de Estado, aunque varios destacan algunas conexiones de su directiva con la centroderecha.

El senador Felipe Kast –que estudió en el Verbo Divino– tiene un vínculo más político con el CEAIN, especialmente con Mario Benavides Millán. El expresidente de Centro de Estudiantes ha sido candidato en listas de Evópoli en dos ocasiones, primero a concejal en 2016 y luego a Core en 2017. A pesar de que Benavides no figura como militante del partido de Chile Vamos, sí ha participado de distintos encuentros políticos de la colectividad y se vio como un activo miembro de la campaña del Presidente Sebastián Piñera.

“El Refugio”

A mediados del siglo XX, el entonces “Ministerio de Tierras” cedió al CEAIN un terreno a concesión en la comuna de El Tabo,  llamado “El Refugio”, el que es administrado –hasta la actualidad– por la directiva de los exalumnos. El objetivo de este donativo era contar con un espacio educativo y recreativo para los estudiantes institutanos, pero, con el tiempo, quienes harían el mayor uso de dos cabañas e inmueble central con camarotes, más una cancha de tenis y otra de fútbol, serían los exestudiantes del colegio.

Fuente: https://m.elmostrador.cl